Para obtener la mejor planta posible para tu huerta, debes hacer semilleros. ¿De todo? Bueno, de todo lo que requiera trasplante. Habrá cultivos que sembrarás directamente en la huerta, y otros que trasplantarás. En este caso no hay duda: tus propios semilleros mejor que comprados. No sólo porque puedes sembrar variedades muy concretas y tener muchas más posibilidades que las que te ofrecen los viveros, sino porque te permite flexibilidad total a la hora de decidir qué, cuándo y cómo sembrar.

¿Siembra directa o trasplante?

Sembrar directamente en la huerta o poner una plantita que ha nacido en otro lugar protegido, es la primera decisión a tomar. Hay cultivos que yo personalmente prefiero sembrar directamente, como el cilantro (y en este vídeo te muestro cómo lo hago), el perejil, el eneldo o la rúcula, entre otros. Pero otros muchos (lechuga, mostazas, remolacha, tomate y otros) hago semilleros. Generalmente, los cultivos que requieren un cierto espacio entre ellos para que desarrollen bien en su lugar definitivo, como la remolacha o la lechuga, es bueno hacer semilleros. Los que se siembran muy denso, como rúcula o rabanito, mejor siembra directa. Otro factor a tener en cuenta es la de que si un cultivo tarda más de dos meses en madurar, como el tomate, entonces generalmente se hace semillero para después trasplantar.

semilleros propios
semilleros de lechugas, mostazas y espinaca

3 claves para obtener semilleros de calidad

La semilla

Es fundamental tener semilla de calidad. Pareciera obvia esta cuestión, pero no lo es. Existen numerosas casas de semillas y desde luego puede haber diferencias muy importantes entre ellas. Por eso creo que la primera investigación que debe hacerse es acerca de nuestros proveedores de semillas. En España, desde donde cultivo y escribo en estos momentos, me es difícil encontrar buenos catálogos de semillas. Es la realidad y por eso debo comprar el 90% de las semillas fuera de España. Muchas las compro en UK (por Internet claro). Algunas casas de semillas inglesas que me gustan especialmente son CN Seeds o Tamar Organics. Y no es promoción comercial : )

El sustrato

Cuando comencé con El Sembrador, hice numerosos ensayos para ver cuál era la mejor mezcla para mis semilleros. Preocupado por el origen de las turbas, que proceden de ecosistemas cuya importancia única no hay que olvidar, empecé a utilizar fibra de coco mezclada con estiércol de caballo bien compostado. Por un tiempo pude hacer semilleros sin turba. Pero pronto tuve que dejar esta práctica. Y es que la fibra de coco, que creo que puede ser una opción medioambientalmente más sostenible que la turba (ya que es una fuente más renovable), puede contener altos contenidos en sales y el crecimiento de las plantas puede ser muy irregular dependiendo de la partida de coco.

Actualmente uso turba mezclada con compost 70%/30%. No es ideal, pero si esperas que todas las condiciones sean ideales entonces nunca empezarás. Creo que hay cuestiones que uno siempre debe tener presentes (como la turba y sus orígenes) y que hay que ir cambiando y mejorando todo lo que está en nuestra mano a medida que avanzamos y vamos dando con las soluciones. Pero para eso debemos ser económicamente sostenibles también. Si no, poco poder vamos a tener para cambiar y mejorar nuestra situación y la de nuestro entorno.

La ubicación

Para tener un lugar donde cultivar nuestros semilleros, no necesitamos realmente mucho espacio ni nada sofisticado. Pero sí tomar la precaución de protegernos del sol (ojo, necesitamos sol directo un mínimo de 6 horas como poco, pero atenuar su fuerza). Para ello podemos crear alguna mesa sencilla que podamos proteger con algún tipo de malla. La malla hará sombreo y protegerá de los pájaros. Un sombreo del 20% está bien, aunque en pleno verano se puede aumentar el sombreo. Yo utilizo un sistema muy sencillo para creación de plataformas para mis semilleros. Para ello utilizo hierros en forma de u invertida clavados en la tierra. Y transversalmente bambú atado con alambre a los hierros, haciendo de superficie donde dejar las bandejas de semillero.

semilleros protegidos con malla
Plataformas con ferralla y bambú, y malla antipájaros como sombreo y protección

Pero, ¿y si empezamos semilleros en enero…podemos ponerlos así, como se ve en la foto? No, al menos que vivas en un lugar tropical. Necesitas algún tipo de invernadero para proteger tus semilleros del frío invernal. Para cultivar tus semilleros como se ve en la foto superior, deben ser ya las temperaturas moderadamente calurosas, o muy calurosas. En Madrid, por ejemplo, desde abril hasta noviembre puedo tener semilleros de esta guisa. Después, con los semilleros de enero, necesito invernadero. También hay soluciones económicas para esto. Invertir en un pequeño invernadero para iniciar nuestras plantas en invierno es sumamente necesario si se pretende vivir de cultivar y vender verduras.

Semilleros en el mes de marzo en invernadero frío. Muchos ya listos para plantar

Share This