mis básicos

Encontrar el material adecuado lleva tiempo. Hay que investigar mucho y comprar, a veces a ciegas, para ver si esto sirve para la idea que tienes en mente. En este espacio te comparto libros, herramientas y material que he venido usando durante los últimos años. Espero que te ahorre mucho tiempo.


Para la huerta


Sembradora de carraca

Para hacer semilleros de albahaca, cebolla, espinaca, mostazas… uso la sembradora de carraca que te ahorra muchos movimientos. No está indicada para sembrar una semilla por celda, sino para cuando quieres que en cada celda haya varias semillas. La descubrí en Inglaterra y me enamoré.

Tijeras de hoja recta

Podar tomateras es una rutina ineludible del buen hortelano durante el verano. Mejor que las tijeras de hoja curvada, menos precisas, te recomiendo estas mucho más prácticas y quirúrgicas. También te servirán para cortar los frutos de la mata.

Tijeras de dedos

Estas tijeras son curiosísimas. Muy interesantes por su pequeño tamaño y porque te permiten usar los dedos sin soltar las tijeras. También para podar tomateras.

Cuchillos para cosecha de hoja

Cortar con cortadora eléctrica está muy bien, pero yo he estado años cortando lechugas, mostazas, rúcula, kale, cilantro… para corte y rebrote, a cuchillo antes de dar ese salto a la cortadora. Los cuchillos que yo uso puedo recomendártelos porque cortan de miedo y se lavan fácilmente (es bueno lavarlos bien después de cada uso).


Para post cosecha


Etiquetadora de bolsas

Siempre he usado bolsas compostables (sin plástico) para comercializar mis ensaladas, brotes y hierbas. Y etiquetar las bolsas no tiene misterio alguno. Con esta etiquetadora térmica tan sencilla lo hago yo y tú también puedes hacerlo sin complicarte la vida.

Rollos recambio para etiquetadora

He probado muchas marcas (que no son originales) y esta es la que he venido usando últimamente. Comprar de diez en diez te permite olvidarte una buena temporada de este consumible básico para el día a día.

Termoselladora para bolsas

He probado muchas marcas (que no son originales) y esta es la que he venido usando últimamente. Comprar de diez en diez te permite olvidarte una buena temporada de este consumible básico para el día a día.


Libros importantes


Tratado de la huerta

También conocido como «El método de cultivar toda clase de verduras y hortalizas» es un libro de Claudio Boutelou de 1813. El libro más detallado sobre el cultivo de verduras y hortalizas jamás escrito en castellano por quienes han sido maestros hortelanos por generaciones. Escrito hace más de 200 años, este es uno de mis libros favoritos. Escrito en formato enciclopédico, explica con todo lujo de detalles cómo cultivaban toda clase de verduras y hortalizas, de decenas y decenas de variedades, de forma profunda pero amena y muy accesible a pesar del paso del tiempo.

The New Organic Grower

Eliot Coleman es el más revolucionario de los hortelanos norteamericanos contemporáneos. Su libro The New Organic Grower (El nuevo hortelano orgánico) marcó un antes y un después. Es considerado el pionero y muchas de las técnicas que se practican hoy día proceden de su experiencia, invención y divulgación. Ya tiene más de ochenta años y sigue cultivando en su finca de Maine, aunque ahora es su hija Clara la que ejerce de directora de orquesta. Eliot Coleman en este libro recorre diseño del huerto, herramientas, ergonomía, cultivos, y hasta marketing. Me parece muy interesante toda la bibliografía que recomienda.

The Urban Farmer

Lo mejor que hace Curtis Stone es llevar la huerta al plano empresarial. Curtis creó una explotación agrícola tremendamente exitosa arrendando los jardines de sus vecinos, en Canadá, y consiguió facturar más de 100.000$ anuales durante varios años cultivando hojas, hierbas, brotes y raíces baby. ¡Si sabes inglés es obligatoria su lectura!

The Lean Farm

El gran Ben Hartmann consigue en este libro explicar la importancia crucial de la organización para una explotación agrícola con infinidad de ejemplos prácticos. ¿Es posible aplicar algo del modelo de trabajo de Toyota al trabajo de una huerta comercial orgánica? Pues sí. Un libro imprescindible.

The Lean Farm (2) Guide to Growing Vegetables 

Este libro podía ser uno de esos libros que defraudan, dado que la primera parte es impecable y las segundas partes ya se sabe. No obstante, no solamente no defrauda, sino que efectivamente ahonda en cuestiones muy concretas sobre cómo hacer más eficiente nuestra producción y de manera muy clara. Ben Hartman aporta mucho valor a este sector.

Organic Gardening. The Natural No Dig Way

Mr Charles Dowding es para mí el gran hortelano contemporáneo. Su técnica de cultivo sin labranza ya se ha conocido en el mundo entero gracias a YouTube, pero lo que muchos no saben es que sus libros son casi mejores. Quizá elegiría, de entre todos, este.

You Can Farm

Tienes que conocer a Joel Salatin. Este tipo sabe de lo que habla y lo expresa de forma muy amena. Uno de los pioneros de la ganadería regenarativa, Salatin también tiene muchas muchas ideas que compartir sobre cómo ganarte la vida en el campo, o ni siquiera en el campo, pero con labores agrícolas y/o ganaderas. Fascinante lectura, repleta de ejemplos de emprendimiento desde haciendo pan hasta criando pollos, pasando por múltiples posibilidades. Escribe muy bien además.

La Revolución de una Brizna de Paja

Este es un libro para disfrutar e inspirarse con la vida y obra de uno de los más grandes agricultores de nuestra era, Masanobu Fukuoka. Él fue quien mostró al mundo las posibilidades reales de una agricultura mucho más natural.

La formación del manto vegetal por la acción de las lombrices

¿Te interesa el lombricompostaje? ¿Te interesa la posibilidad de trabajar con las lombrices, convertirlas en tus aliadas para producir fertilidad? Este libro te interesa si quieres conocer el primer escrito en profundidad sobre estos maravillosos seres, por Charles Darwin.


Para darte a conocer


Cámara de fotos y video compacta

Para los más intrépidos que quieran ponerse serios con la creación de contenido de vídeo comparto la que yo uso para mi canal de YouTube. La calidad de imagen es superior y sorprende mucho para una cámara de tan reducido tamaño. Tiene entrada de micrófono externo, lo cual hace de este aparato una herramienta muy poderosa si eres creativo. Puedes ponerle una carcasa que te permita enroscar micro y ponerla sobre un trípode. Y a grabar.

Micrófono direccional integrado en cámara RØDE VideoMicro Compact

Este es el micro que llevo usando dos años. Calidad de sonido a precio muy económico. Fíjate en un detalle de la foto. ¿Ves el cable rojo metido en la ranura de la rosca, por la parte delantera? Pues bien, ese pequeño secreto lo he tenido que descubrir después de hacer cientos de horas de grabación. A veces se escuchaba un golpeteo… y es que el micro debe no sólo estar bien enroscado sino el cable fijo y también el «peluche» que se le pone por encima. Todo bien fijo y no tendrás ruidos.

Trípode Manfrotto MKCOMPACTACN-BK

Necesitas un trípode. Manfrotto es una marca italiana especialista en ello. Este es el que yo uso.

Jaula para cámara Sony RX100 VII

Pues eso, que la cámara que uso para grabar vídeo y hacer algunas fotos es muy buena pero muy pequeña. La solución es acoplarla en esta jaula que no puede ser más práctica. Es una solución brillante. Y es bonita encima.
El que la cámara sea pequeña es perfecto para mí, pues la hace muy manejable en el día a día.

ASUS TUF Gaming F15

Necesitas editar con un ordenador potente. Este es un pepino a muy buen precio, el que llevo usando muchos meses (y desde el que escribo esto) y con resultados muy satisfactorios. 16 GB de RAM, lo que te permite editar fluido. Va como un tiro.

Realme 7 5G

Me he resistido mucho, no te creas, a recomendar tecnología. No me va vender teléfonos. Pero es que veo cada foto cutre en Instagram de personas que quieren promocionar su huerta, que es para llevarse las manos a la cabeza. Necesitas un teléfono que haga buenas fotos. Punto. ¿Crees que es suficiente con mostrar una huerta borrosa o algunas hortalizas sin definir? No. A la gente le gusta ver las cosas bien. Por eso yo insisto siempre en mis formaciones que hay que cuidar la imagen. Este teléfono es sencillo, los hay diez veces más caros, pero las fotos que hace son impecables hasta con poca luz. Calidad precio muy buena. El que uso. Por si te sirve.